EL BLOG DE CRISTINA TÁRREGA

Si tenéis pensado haceros una limpieza facial aquí os propongo una, yo de hecho es la última que me he hecho y os puedo decir que salí encantada. Fue en en la clínica Planas, la misma donde llevan a cabo el programa de dieta enteral de la que os hablé la semana pasada.

Volviendo a la limpieza es una que hacen con ultrasonidos, la probé precisamente porque era un método nuevo donde no utilizan el vapor. Antes de empezar con la limpieza primero realizan un estudio de la piel con luz de wood, que es un método sencillo que consiste en una luz ultravioleta que hace más visiblemente la hiperpigmentacion, acné, comedones,.. Es un diagnóstico que permite escoger los productos adecuados y personalizar el tratamiento para cada paciente.

Hecho este estudio se hace un peeling enzimático que en contacto con la piel produce una leve descamación (exfoliación) para retirar las células muertas de la capa córnea. Continúa con una sesión depurativa mediante ultrasonidos y oxigenoterapia para limpiarla de impurezas, eliminar el cansancio del rostro, descongestionar las bolsas de los ojos y unificar el tono de la piel. A continuación se pasa a la hidratación para la que escogen los productos adecuados para cada piel, la realizan mediante un masaje relajante que devuelve brillo y frescura a la piel. El tratamiento termina con una mascarilla también adecuada para cada tipo de piel a base de células madre vegetales, vitamina C, factor de crecimiento, velo de colageno…, acompañada de inhalaciones de oxígeno.

Este peeling ultrasónico permite realizar una limpieza en profundidad y elimina los comedones de la piel sin agredirla. Se realiza con una espátula de acero inoxidable quirúrgico que transmite la vibración producida por ultrasonidos, rompiendo en minúsculas partículas la suciedad adherida a la epidermis.