¿Qué es la revitalización cutánea?

La revitalización cutánea es la técnica más indicada para recuperar la elasticidad, hidratación, tersura y luminosidad de la piel, perdidas tras prolongadas exposiciones solares. Esto se consigue gracias a la acción de las sustancias que se aplican, como el ácido hialurónico, con gran poder antioxidante que estimula la formación de colágeno y elastina. Es igualmente un método muy recomendado para aquellas personas fumadoras o que trabajan en lugares cerrados.

Una variación de la revitalización cutánea es el Tratamiento Flash, un concepto nuevo diseñado para estar radiante en momentos o días especiales que consigue devolver la frescura y la belleza al rostro de forma inmediata, indolora y sin pinchazos. 

Tratamiento

Para iniciar el tratamiento de la revitalización cutánea se practica una rigurosa limpieza y una exfoliación química de la capa externa de la piel, donde son visibles los signos de envejecimiento: sequedad, manchas y arrugas. Seguidamente, para evitar al máximo las incomodidades, se utiliza una crema anestésica y se procede a la microinfiltración intradérmica de ácido hialurónico en la zona a tratar. Para finalizar, se aplica una mascarilla regeneradora e hidratante y un sérum.

En el caso del Tratamiento Flash, que es una variación de la revitalización cutánea, se comienza con un tratamiento purificante con oxígeno y peeling ultrasónico para dejar la piel limpia y luminosa a la vez que descongestiona las bolsas de los ojos, elimina el cansancio del rostro, retira las impurezas, aumenta el flujo sanguíneo y unifica el tono de la piel. A continuación, se realiza el tratamiento médico mediante la técnica de “nappage”, un sistema novedoso de multipunciones que permite la vehiculización de ácido hialurónico y vitamina C a través de la piel de forma indolora y no invasiva. Aporta hidratación, revitalización, difumina las pequeñas arrugas, produce un efecto tensor y mejora la elasticidad y textura de la piel.

Resultados

Los resultados son casi inmediatos. Después de cada sesión se produce una ligera turgencia de la piel con un discreto efecto lifting. La piel queda muy hidratada y jugosa, con más brillo y frescura.

Preguntas Frecuentes

¿Requiere anestesia? 
No es necesaria pero, para minimizar las molestias, se puede aplicar una pomada anestésica o frío local en la zona a tratar antes de iniciar la sesión.
En el caso del tratamiento flash no.

¿Cuántas sesiones se suelen realizar? 
Depende del grado de envejecimiento, firmeza e hidratación se propondrá un plan personalizado.

¿Cuánto tiempo necesito estar en el centro para realizarme el tratamiento?
En cada sesión necesitará estar aproximadamente una hora en la clínica.

¿Se puede tomar el sol?
Sí se puede tomar el sol, pero siempre utilizando protección solar.

¿Se puede ir a trabajar el día siguiente al tratamiento?
Sí se puede trabajar y realizar vida completamente normal nada más acabar la sesión.

¿Tengo que tomar alguna precaución después? 
No es aconsejable masajear la zona tratada. Es recomendable utilizar protección solar en caso de tomar el sol.

¿Tendré algún efecto secundario?
De forma transitoria puede aparecer un ligero enrojecimiento, hinchazón o pequeño hematoma en la zona inyectada que se puede camuflar perfectamente con maquillaje. En el caso del tratamiento flash no le quedará ninguna marca.

¿Cuánto duran los efectos?
Depende de la piel del paciente.
En el caso de la revitalización cutánea con microinyecciones aproximadamente al menos tres meses.
En el caso del tratamiento flash, la luminosidad de la piel se mantiene durante aproximadamente un mes.

¿Con qué otros tratamientos se puede combinar?
La combinación de diferentes técnicas produce resultados mejores y más duraderos porque cada tratamiento actúa de manera diferente y a distinto nivel y se produce una sinergia entre ellos.
La revitalización cutánea se suele combinar con implantes de relleno, acido poliláctico, Mesoplastia, PRGF, Radiofrecuencia e IPL (Luz Intensa Pulsada).

Precios

Cada sesión de revitalización cutánea con microinyecciones 348 €

Cada tratamiento Flash 202 €