¿Qué es el láser para lesiones vasculares?

Existe un tipo de láser especialmente diseñado para corregir, con gran efectividad y sin riesgo, lesiones vasculares como manchas congénitas, telangiectasias (venitas visibles en forma de araña), estrías recientes, y algunas cicatrices causadas por la cirugía, el acné o quemaduras.

El láser es un instrumento que libera una gran cantidad de energía en un espacio de tiempo muy corto. Al aplicar ese pequeño haz de luz concentrado sobre la lesión vascular la energía produce una coagulación de los vasos sanguíneos de la piel consiguiendo que desaparezcan pero sin dañar el tejido sano cercano. De esta manera se pueden tratar con mucha precisión y seguridad estas lesiones. Una vez finalizado el tratamiento la piel recupera su tonalidad y belleza natural.

Tratamiento

Antes de comenzar el tratamiento hay que limpiar bien la zona. No requiere anestesia y para minimizar las molestias, se utiliza un sistema de frío que adormece y protege la piel del área de la lesión.

A la hora de realizar el tratamiento, éste dependerá del tipo de piel, de la extensión de la lesión y de la edad del paciente. Suelen realizarse entre tres y cuatro sesiones de unos 15 minutos para corregir una lesión. Las sesiones deben espaciarse unas cuatro semanas.

Al acabar la sesión, en la zona tratada se produce una sensación de acaloramiento y una pequeña inflamación que remiten al poco tiempo.

Resultados

Los resultados del tratamiento con láser de las lesiones vasculares son, en general, muy satisfactorios. En el caso de las pequeñas lesiones vasculares rojas (con un diámetro inferior a 1mm), con el láser de colorante pulsado-neodimio:YAG y la luz intensa pulsada se consiguen resultados muy buenos normalmente en tres sesiones. El resultado puede observarse a los pocos días con una disminución del calibre de las venitas y con la desaparición de algunas otras.

De todas formas, hay que tener en cuenta que son necesarias varias sesiones para ver los resultados definitivos ya que, por ejemplo, las venitas tardan varias semanas en reabsorberse.

Preguntas Frecuentes

¿Requiere anestesia? 
Este tratamiento no requiere anestesia, ya que el impacto del láser apenas provoca una leve molestia. Únicamente se utiliza un sistema de frío que adormece y protege la piel de la zona a tratar.

Excepcionalmente en niños con lesiones extensas se aplica anestesia.

¿Cuántas sesiones se suelen realizar?
Se suelen realizar tres o cuatro sesiones de unos 15 minutos para corregir una lesión. Entre ambas sesiones deben transcurrir unas cuatro semanas.

¿Cuánto tiempo necesito estar en el centro para realizarme el tratamiento?
En cada sesión necesitará estar aproximadamente 15-30 minutos, según la extensión de la zona a tratar.

¿Se puede tomar el sol? 
Antes del tratamiento se recomienda que la piel no esté bronceada.

Después de las sesiones no se debe tomar el sol y es necesario utilizar protección solar total hasta que la zona tratada recupere la tonalidad normal de la piel. Recomendamos no exponer la piel tratada al sol sin protección total el primer verano después del tratamiento.

¿Se puede uno incorporar a la vida laboral y social inmediatamente? 
Sí se puede trabajar y realizar vida completamente normal nada más acabar la sesión e incluso maquillarse.

¿Tengo que tomar alguna precaución después?
Para prevenir infecciones podrá aplicarse una pomada antibiótica inmediatamente después del tratamiento. Para disminuir el proceso inflamatorio y descongestionar se aconseja frío local seco y cremas que contengan vitamina K. Es necesario que utilice protección solar total hasta conseguir la tonalidad normal de la piel. Para evitar la vasodilatación se recomienda no exponerse a focos de calor como la piscina, sauna, baños calientes, estufas, etc.

¿Tendré algún efecto secundario? 
Al concluir la sesión puede aparecer una pequeña inflamación de la zona afectada así como una sensación de acaloramiento que remiten al poco tiempo.

¿Cuánto duran los efectos?
Es un tratamiento con alto porcentaje de éxito. Al tratarse de un tratamiento que se realiza en varias sesiones, los resultados se van percibiendo de forma progresiva. De esta forma, se consigue un efecto natural y armónico.

Hay que tener en cuenta que algunas de estas lesiones pueden reaparecer en el futuro, de forma que sea necesario repetir el tratamiento pasados algunos meses o años.

¿Con qué otros tratamientos se puede combinar?
En los casos que lo precisen, este tratamiento puede aplicarse junto a otras técnicas de forma complementaria, como por ejemplo, la cirugía de los párpados, la infiltración de productos de relleno, toxina botulínica o puede incluso combinarse con otros láseres para eliminar manchas cutáneas y el vello de forma permanente.

Precios

El precio de las sesiones varía en función de la zona que se vaya a tratar.

Desde 130€ por sesión