El objetivo de un tratamiento de adelgazamiento se centra en reducir volumen y peso creando un hábito de alimentación sano y saludable, que atienda a sus necesidades nutricionales y le permita mejorar su calidad de vida. Lo más eficaz en estos casos es la combinación de dietas con ejercicio físico y técnicas médico estéticas de última generación.

En la Clínica PLANAS DAY Madrid, una vez realizada la primera consulta con el médico especialista para conocer sus antecedentes médicos y familiares e historial clínico, pueden ser necesarios los siguientes estudios:

- Estudio Biométrico de la composición corporal: mediante bioimpedancia llevamos a cabo un minucioso estudio corporal de peso, medidas corporales, masa muscular y ósea, así como niveles de agua y grasa del cuerpo. Los resultados obtenidos permiten al médico elaborar un plan de tratamiento integral.

- Test A200 de intolerancia alimentaria: es un test en sangre que permite determinar frente a qué alimentos o componentes su cuerpo está “sensibilizado” y digiere incorrectamente. Se ha comprobado que al retirar esos alimentos “nocivos” se favorece la pérdida de peso.

- Análisis de sangre y pruebas complementarias: se realizarán en los casos en los que el especialista lo considere oportuno para descartar alteraciones subyacentes. Permitirán conocer las necesidades alimentarias y poder así establecer el régimen más adecuado.

Tratamientos para adelgazar

Visite la página del Nuevo tratamiento Body Coaching

Dietas

En caso de obesidad o sobrepeso, el médico pautará una dieta que no sólo consiga hacernos adelgazar, sino que nos garantice también una buena salud y nos cree un hábito de alimentación sano y equilibrado. Para ello trabajamos en la reeducación alimentaria con el fin de enseñar a comer bien y de forma saludable y garantizar resultados a largo plazo.

Dietas proteinadas

Se basan en unos principios muy sencillos: limitar únicamente el aporte de aquellos nutrientes responsables del sobrepeso. Para ello se reduce al mínimo el consumo de grasas (lípidos) e hidratos de carbono (glúcidos), al tiempo que se aumenta el porcentaje de proteínas de alto valor biológico, es decir, se ingieren exclusivamente una cantidad “normal” de proteínas en forma de diferentes preparados. Son dietas proteinadas pero no hiperprotéicas.

Se realizan bajo control médico y su eficacia radica en conseguir una “cetosis controlada” debido a que la supresión en la dieta de glúcidos y lípidos produce una carencia energética que obliga a la “quema” de grasas acumuladas (lipolisis), identificable por los cuerpos cetónicos que se producen. Esto se produce sin afectar a la masa muscular. Además, el elevado aporte de proteínas de calidad da lugar a una compactación de la celulitis y un rejuvenecimiento cutáneo, en vez de la flacidez y pérdida de masa muscular de otras dietas.

Dietas de equilibrio hormonal

Se caracterizan por ser dietas saludables cuyo fin es alcanzar un correcto equilibrio hormonal. Promulgan la educación de un estilo de alimentación sano para llegar al peso óptimo de forma equilibrada perdiendo grasa pero no masa muscular. Permiten casi cualquier alimento y su combinación.

Dietas hipocalóricas

El principio básico de engordar y adelgazar consiste en la diferencia entre aporte calórico que ingerimos y las calorías que quemamos. De esta manera, sin comemos más calorías de las que utilizamos engordamos y si es al contrario (quemamos más de lo que ingerimos) adelgazamos.

En las dietas hipocalóricas se reduce el consumo de calorías reduciendo principalmente la ingesta de hidratos de carbono (pasta, arroz, azúcar, pan, bollería, etc) y grasas. Suelen ser dietas progresivas, intentando que sean variadas y que sacien.

Dietas hiperprotéicas

Las dietas hiperprotéicas o altas en proteínas logran perder peso de manera rápida. Suelen implicar una restricción importante de hidratos de carbono y a veces de grasa con un consumo elevado de proteínas. Es una alimentación a base de pescados, carnes, huevos, lácteos, etc. Consiguen una rápida bajada de peso sin dejar de comer porque al eliminar los hidratos de carbono el organismo empieza quemar rápidamente las reservas grasas. Además, los pacientes suelen sentirse saciados durante más tiempo cuando ingieren proteínas que cuando comen carbohidratos.

Son dietas fáciles de hacer en cualquier lugar porque sólo hay que eliminar los alimentos que no contengan proteínas.

Complemento a las dietas. Entrenador personal y técnicas médico-esteticas

Con el fin de mejorar los resultados y para actuar a diferentes niveles para movilizar la grasa, la dieta se suele combinar con ejercicio físico dirigido por el “personal trainer” y diferentes técnicas médico-estéticas entre las que se encuentran la mesoterapia, la bioestimulación, la radiofrecuencia, los ultrasonidos (NARL), la cavitación, etc. Normalmente se pautan tratamientos intensivos combinados de un mes de duración con sesiones de 60-90 min una o dos veces a la semana.


Resultados

La combinación de las diferentes técnicas permite obtener excelentes resultados al finalizar el mes de tratamiento intensivo. Es entonces, y después de una nueva valoración, cuando se reajustan las pautas y se considera continuar con tratamientos de mantenimiento que le permitirán prolongar y mejorar los resultados.

Con qué otros tratamientos se pueden combinar

Tratamiento de la celulitis.
Tratamiento de la flacidez.
Lipoescultura sin cirugía (ultrashape) para eliminar acúmulos de grasa localizados.
Masajes reafirmantes y drenantes para favorecer la reducción de volumen y aliviar la sensación de piernas cansadas.
Presoterapia para estimular la circulación y el drenaje
Los peelings corporales también son buenos aliados al ser capaces de estimular la circulación y mejorar la celulitis, el drenaje linfático, la textura y el aspecto de la piel.

Precio

Debido a la personalización y combinación específica de las diferentes técnicas, los precios son totalmente individualizados.
A continuación, y como referencia, le indicamos el precio de las siguientes técnicas:
 

Estudio de composición corporal: 100€

Mesoterapia: 60€ por sesión
Presoterapia: 30€ por sesión
Bioestimulación: 30€ por sesión
NARL: 30€ por sesión
Radiofrecuencia corporal: desde 60€ por sesión