¿Qué es?

Las orejas prominentes u orejas en asa son una malformación congénita muy frecuente. Se trata de una anomalía localizada en el cartílago auricular.
En algunos casos, este defecto básico se debe a una falta de pliegue del cartílago en la zona del antehelix, lo que da la apariencia de una oreja sumamente extendida y plana. Otra anomalía común se da cuando una parte del cartílago auricular está excesivamente desarrollado en su porción de unión con el cráneo, lo que provoca el efecto de que las orejas están demasiado separadas de la cabeza y proyectadas hacia los lados.

La otoplastia es una técnica que permite resolver quirúrgicamente estos casos. Es aconsejable realizar este tipo de intervención a partir de los 6-7 años de edad, ya que en ese momento las orejas ya han completado su desarrollo.

Procedimiento quirúrgico

Como en todas las intervenciones, el examen médico previo es imprescindible para detectar cualquier posible anomalía que pudiera contraindicar la operación. En caso de niños es aconsejable realizar la otoplastia a partir de los seis años.

La intervención se efectúa bajo anestesia general en los niños. En el caso de los adultos, se realiza con anestesia local y sedación.

Se han descrito numerosas técnicas para la corrección de orejas en asa, pero el método más habitual consiste en hacer una incisión detrás de la oreja hasta llegar a la zona del cartílago que presenta la falta de curvatura. Aquí colocaremos unos puntos de material no reabsorbible que pliegan la oreja de un modo natural, corrigiendo la deformidad.

En el caso de pacientes que presenten además un defecto a nivel de la concha, colocaremos también otros puntos que flexionen esta parte del cartílago hacia atrás. Con ello se consigue disminuir el ángulo que forma la oreja con respecto a la cara en su parte posterior.

Se requiere un día de hospitalización para este tipo de intervención.

El paciente llevará un vendaje acolchado durante 48 horas. En el momento de retirarlo, las orejas presentarán una ligera inflamación que irá remitiendo a lo largo de los siguientes días. Los puntos de sutura se retiran a los 7-8 días. Mientras, el paciente podrá lavarse el cabello extremando los cuidados para no afectar a la herida.

En ocasiones hay una disminución de la sensibilidad de las orejas que irá recuperándose totalmente en poco tiempo.

Resultados

En este tipo de intervención, la cicatriz quedará en la parte posterior del pabellón auricular, por lo que resultará imperceptible incluso al llevar el cabello corto o recogido.

El resultado de la otoplastia para corregir el defecto de las orejas en asa es muy satisfactorio. Además de la naturalidad del resultado, se consigue solucionar el problema psicológico que frecuentemente va asociado a esta malformación.

Preguntas Frecuentes

¿Qué cuidados postoperatorios tengo que seguir?
Durante los primeros días posteriores a la cirugía, es aconsejable utilizar durante la noche una prenda de compresión ligera (algodón y banda elástica) para proteger las orejas de golpes o gestos bruscos.

Qué tiempo de hospitalización requiere esta intervención?
Un día.

¿A partir de qué edad se aconseja la otoplastia?
A partir de los 6 años.

¿Cuándo se podrá hacer vida normal?
A los pocos días, a excepción de ejercicio físico, que se reanudará a partir de las tres semanas.

¿Es doloroso?
No especialmente. Puede ser molesto al contacto o presión durante el primer mes.