¿Qué es?

La lipodistrofia es una acumulación de grasa en un lugar determinado del cuerpo que desarmoniza la figura. Se trata de una alteración bastante habitual producida por causas hereditarias u hormonales. Estas localizaciones, que pueden variar en función del sexo, se dan con mayor frecuencia en el abdomen, en nalgas y caderas, muslos, rodillas e incluso bajo el mentón.

Existen diversos procedimientos para eliminar ese exceso de grasa, desde tratamientos tópicos hasta infiltraciones de diferentes productos. El inconveniente de estas técnicas es que, en el mejor de los casos, vacían de células grasas la zona afectada pero no las eliminan totalmente, por lo que pueden volver a aparecer. Frente a ellas, la liposucción permite suprimir los depósitos de grasa de determinadas zonas del cuerpo que se resisten a desaparecer con la práctica regular de ejercicio y el seguimiento de una dieta equilibrada.

Aunque son dos alteraciones que coexisten con frecuencia, no debemos confundir la lipodistrofia con la celulitis. La celulitis es un trastorno en la estructura de la grasa más superficial que se manifiesta por la típica piel de naranja, pero no depende de la cantidad de grasa acumulada. Es importante tener clara esta distinción ya que la liposucción combate la lipodistrofia, no la celulitis, aunque puede ayudar a mejorarla.

Pueden someterse a una liposucción todas aquellas personas que, pese a estar dentro de su peso ideal, tienen depósitos de grasa en áreas localizadas y pretenden mejorar su apariencia física mediante su eliminación. La obtención de un buen resultado en el tratamiento de las lipodistrofias dependerá de una adecuada delimitación de las zonas a operar, la extracción del volumen necesario y uniforme de grasa, la calidad de la piel del paciente y un estricto seguimiento de las indicaciones postoperatorias.

Durante la primera consulta, el especialista le asesorará sobre todas las opciones existentes para solucionar su problema, evaluará cuidadosamente su estado de salud y escuchará sus expectativas. Después determinará en qué lugares del cuerpo se acumula la grasa y calculará el volumen aproximado a extraer necesario para recuperar un contorno corporal adecuado, teniendo siempre en cuenta la calidad de la piel de la zona a intervenir.

Procedimiento quirúrgico

Como en todas las intervenciones, el examen médico previo es imprescindible para detectar cualquier posible anomalía que pudiera contraindicar la operación.

Su cirujano plástico decidirá qué tipo de anestesia es más conveniente dependiendo la zona a intervenir y el volumen de grasa a extraer. Si la región afectada no es muy extensa, la cirugía se efectuará con anestesia local o regional. Cuando la liposucción va a realizarse en una zona amplia o afecta a diferentes áreas, es posible que elija emplear anestesia general.

En las liposucciones realizadas con anestesia local, el paciente puede notar alguna fricción durante la intervención.

La liposucción es un procedimiento quirúrgico que consiste en la eliminación de la grasa sobrante en el área del cuerpo afectada mediante su aspiración con finas cánulas que se insertan a través de pequeñas incisiones en los depósitos grasos situados bajo la piel. Con la succión de la grasa sobrante, se consigue moldear la zona tratada con la consiguiente mejora de la figura y el contorno.

Esta técnica debe su creciente popularidad a su efectividad. La grasa extraída no vuelve a aparecer porque las células grasas dejan de reproducirse al acabar la pubertad. Por lo tanto, siempre que la liposucción se realice a partir de los dieciséis años aproximadamente, la lipodistrofia no reaparecerá.
La duración de la cirugía varía en función de la cantidad de grasa a extraer y del número de zonas a intervenir. Una vez finalizada la liposucción, el paciente deberá llevar una faja de compresión elástica durante un mes que le ayudará a reacomodar la piel sobre el nuevo volumen.

El tratamiento se realiza en una sola sesión y el paciente deberá permanecer en la clínica 24 horas.

Resultados

La liposucción es un método muy efectivo para modelar la figura. Aunque los resultados conseguidos deben valorarse particularmente, hoy en día, gracias a las técnicas modernas, el abanico de aplicaciones se ha ampliado y puede conseguirse una buena reducción de volumen en pieles de peor calidad. Un mes después de la intervención, esta reducción de volumen es notoria y continúa durante los dos meses siguientes, hasta estabilizarse pasados tres meses de la operación.

En general, mediante la liposucción se consigue una disminución notable del volumen y una mejora excelente del contorno corporal. Los resultados pueden ser permanentes siempre y cuando se sigan unos hábitos alimenticios sanos y se practique ejercicio con regularidad. La mayoría de pacientes que se someten al tratamiento se muestran contentos y consiguen el efecto deseado.

Los pacientes que lo soliciten pueden ver un archivo anónimo de casos con imágenes que reproducen el antes y el después de otros pacientes con características similares a las suyas. No obstante, el cirujano plástico le asesorará en todo momento para aclarar todas sus dudas sobre las posibilidades y limitaciones de la liposucción.

Preguntas Frecuentes

¿Tengo que tomar alguna precaución antes de la intervención?
Si usted es fumador/-a y desea realizarse una liposucción, deberá abstenerse de fumar durante al menos dos semanas antes y dos semanas después de la intervención, ya que el tabaco puede afectar de manera muy negativa la cicatrización de la herida. Si está tomando algún tipo de medicación, es muy importante que informe al cirujano antes de la operación.

¿Qué cuidados postoperatorios tengo que seguir?
Después de la liposucción y a lo largo del primer mes, deberá utilizarse una faja y realizarse masajes en la zona tratada para controlar la inflamación y facilitar que la piel se adapte al nuevo contorno. En la mayoría de los casos, el postoperatorio es de 24 horas.

Además de la hinchazón y los hematomas propios de la intervención, la liposucción deja unas diminutas cicatrices apenas perceptibles, ya que las cánulas por las que se aspira la grasa son muy finas. Es necesario que transcurra un tiempo para que estas señales desaparezcan y los resultados puedan apreciarse al cien por cien. En cuanto a las posibles molestias, dependerán de la región tratada y de la extensión. La zona del abdomen suele ser más dolorosa. Las liposucciones en rodillas y muslos también producen molestias notables los primeros días pero se controlan bien con los analgésicos. Deberán realizarse masajes de drenaje linfático dos veces por semana durante los primeros dos meses para facilitar la recuperación.

Existen una serie de cuidados básicos que son convenientes seguir para garantizar el éxito de la liposucción. Las actividades habituales pueden retomarse dos días después de la operación excepto practicar ejercicio físico, que deberá esperar entre dos y tres semanas, en función de la extensión tratada. Durante la primera semana no es posible bañarse ni utilizar la sauna hasta transcurridos tres meses desde la intervención para evitar un aumento de la inflamación. Es más recomendable realizar duchas rápidas de agua templada.

¿Qué contraindicaciones pueden tener la liposucción y la lipoescultura?
Si la zona a tratar presenta una gran flacidez, su cirujano plástico evaluará la posibilidad de realizar otro tipo de intervención. En los casos de pacientes con sobrepeso exagerado, es mejor tratar su obesidad antes de realizar la liposucción. Por último, si padece alguna una enfermedad vascular deberá ser examinado por un especialista en cirugía vascular para valorar su caso.

¿Qué riesgos están asociados a esta intervención?
La liposucción está considerada una intervención quirúrgica segura y con un índice muy bajo de complicaciones siempre y cuando se realice por especialistas cualificados y con los medios adecuados. No obstante, como cualquier intervención quirúrgica, existe el riesgo de hemorragias, infecciones y complicaciones relativas al uso de anestesia.

En cuanto a riesgos específicos, existen los siguientes: variación en la sensibilidad de la piel durante un cierto período de tiempo; persistencia de la inflamación, cambios de coloración e irregularidades en el contorno de la piel tras el periodo de recuperación habitual (en estos casos se realizarían tratamientos adicionales); infección de las heridas o sangrado excesivo, dos complicaciones poco frecuentes (afectan a menos del 1% de los pacientes) que suelen aparecer en personas que han tomado determinado tipo de medicamentos antes de la operación. La aparición de embolismos grasos o tromboembolismos, alteraciones del color de la piel o alteración de la sensibilidad en las zonas tratadas son todavía menos frecuentes.

La aparición de pequeños hematomas o de inflamación en el área tratada no deben considerarse como complicación. En aproximadamente el 10% de los casos es necesario retocar alguna zona pasados unos meses.

¿Cuántos días se debe esperar para viajar?
Al salir de la clínica, es posible viajar. Únicamente deberá tenerse en cuenta, de cara a la planificación, que habrá que volver a la consulta para retirar los puntos de sutura.

¿Cuándo se puede tomar el sol y rayos UVA?
También es importante evitar el sol y los rayos UVA durante los dos primeros meses para que no se formen manchas oscuras en la piel.

¿Se puede utilizar algún cosmético para ayudar a que las cicatrices mejoren?
La cicatrización y el resultado final dependen de cada piel y de otras características propias de cada paciente. No obstante, existen diversos tratamientos cosméticos que ayudan a que la cicatrización sea rápida y a la disminución de las marcas como el aceite de mosqueta y cremas cicatrizantes reparadoras. El cirujano recomendará lo más adecuado para cada caso particular.

El cuidado de la piel antes y después de la operación influirá en el resultado final del aspecto de las cicatrices.

¿La liposucción y lipoescultura elimina la celulitis?
La celulitis puede mejorar, aunque no se elimina definitivamente. La liposucción y lipoescultura tratan el exceso de células grasas. El edema y los defectos de constitución del tejido graso que se presenta en la celulitis no tienen tratamiento quirúrgico.