Cirugía de linfedema

¿Qué es?

El Dr. Jaume Masià, cirujano plástico líder mundial en cirugía de linfedema, es el responsable del equipo multidisciplinar de PLANAS DAY Madrid.

El linfedema se produce por un bloqueo del sistema linfático, que deja de funcionar con normalidad y hace que en los vasos linfáticos haya un exceso de linfa (fluido que ayuda a combatir las infecciones y enfermedades). Esta acumulación en los tejidos causa un exceso de flujos que se manifiesta en forma de hinchazón crónica en una o varias partes del cuerpo, provocando sensación de pesadez y una disminución de la movilidad y de la calidad de vida del paciente.

El linfedema puede tener varias causas, pero la más frecuente es debido a la extirpación de los ganglios linfáticos. Se produce como un efecto secundario en un 20% de las pacientes que han sufrido una mastectomía tras un cáncer de mama. En la cirugía oncológica, al extraer los ganglios, en ocasiones la zona de drenaje de la linfa se ve obstruida y entonces se acumula en las extremidades, formando edemas. Esto provoca la hinchazón crónica de una o varias partes del cuerpo, normalmente en brazos, que a parte de tener un efecto antiestético, merma notablemente las facultades físicas del paciente. Las partes del cuerpo afectadas por el linfedema se van fibrosando y, como hay una disminución de las defensas, puesto que el sistema linfático es un sistema inmunitario defensivo, existe una mayor probabilidad de padecer infecciones.

A menudo se considera que el linfedema se da solamente en brazos y piernas, no obstante, otras regiones del cuerpo, aunque sea de forma menos frecuente, como los genitales y piernas, pueden presentarlo debido a diferentes patologías. Éste es el caso de pacientes con cáncer de piel, a los que se les ha tenido que extirpar los ganglios de la ingle o de la axila. Existen también linfedemas llamados primarios que son debidos a malformaciones congénitas del desarrollo del sistema linfático.

La Microcirugía del Linfedema permite corregir el linfedema. Esta novedosa técnica importada de Japón ha arrojado luz sobre la manera de tratar la aparición de esta irregularidad en algunos pacientes y supone un claro avance. Además, no sólo se trata de una solución para los pacientes que hayan sufrido cáncer de mama, sino también para otros linfedemas secundarios y e incluso los primarios.

Como medida de evaluación es necesario localizar previamente los canales linfáticos. Hasta hace poco la única forma de hacerlo era inyectando en el cuerpo del paciente unos pigmentos que ofrecían una muy baja probabilidad de encontrarlos, debido a su carácter y dimensiones microscópicas. Ahora, gracias a un innovador scanner de diagnóstico, el PDE Photodinamic Eye, que ha incorporado la Clínica Planas, primer centro de Europa en disponer de esta puntera tecnología, podemos realizar un diagnóstico y posterior tratamiento, a un nivel de precisión mucho mayor, pudiendo clasificarlos según su tamaño. 

Procedimiento Quirúrgico

Para la localización de los canales se inyecta una sustancia en el paciente a nivel subdérmico que va recorriendo los canales linfáticos. Después, el scanner, que va recorriendo la superficie del paciente, puede detectar por dónde se dirigen los linfedemas. Seguidamente, mediante supramicrocirugía se pueden derivar los vasos linfáticos a otros vasos sanguíneos subdérmicos deshaciendo el linfedema en cuestión. Mediante este sistema se provoca que esa linfa que no podía drenar a su localización habitual drene hacia el sistema venoso, provocando la disminución de esos edemas que tanta molestia ocasionan y sustituyendo a los tradicionales masajes linfáticos por una solución definitiva.

Existen 2 técnicas de microcirugía principales:

• Transferencia Ganglionar Microquirúrgica: Consiste en extraer ganglios sanos con vasos sanguíneos de una parte del cuerpo donde resulten prescindibles, como la zona superficial de la ingle, y trasladarlos a la axila mediante microcirugía. Así se restituyen los ganglios extirpados en el vaciamiento ganglionar (tratamiento contra el cáncer), que, una vez transplantados en la axila, generan una nueva red de vasos linfáticos, permitiendo vaciar la linfa a través de ellos.

Esta cirugía se lleva a cabo mediante anestesia general, dura entre 4 y 5 horas y el paciente deberá permanecer hospitalizada 3 ó 4 días. Tras la intervención el paciente debe realizar un programa de fisioterapia y rehabilitación durante varios meses.

• Derivación Microquirúrgica Linfático-Venosa: Consiste en unir los vasos linfáticos superficiales (que están justo bajo la piel) con las venas subdérmicas del brazo afectado mediante técnicas de microcirugía, a través de unos pequeños cortes en la piel. De este modo se descarga el linfedema, ya que la linfa se deriva desde el sistema linfático hacia las venas superficiales.

Esta técnica requiere 1 día de ingresos hospitalario y, tras la intervención, el paciente debe realizar un programa de fisioterapia y rehabilitación de varios meses.

En PLANAS DAY Madrid ponemos a su disposición un equipo multidisciplinar especializado en el tratamiento del linfedema encabezado por el Dr. Jaume Masià, líder mundial en cirugía de linfedema,  la Dra. Pilar Crespo, médico rehabilitador y Amparo Hurtado, fisioterapeuta.